miércoles, 12 de febrero de 2014

El secreto















Si encuentras el secreto de nuestros momentos,
búscame y susurrarme al alma
los versos que encienden nuestra noche.
Pero búscame como si no me esperaras,
como si fuera esa lluvia húmeda y cálida
que solo pertenece a los primeros días del otoño,
esos que sostienen las palabras silenciosas
de nuestros encuentros.

Y cuando me encuentres
estrechame en tus anhelos,
tus esperanzas, tus sueños…,
con el abrazo cómplice de mis pensamientos.

Susurrarme entonces el secreto,
ese que se alimenta con nuestras miradas
y las risas de la confianza,
ese que mantiene unidas nuestras almas.